El período de las grandes migraciones

Definición

Jan van der Crabben
por , traducido por Drew Korba
publicado el 15 julio 2010
X

Texto original en inglés: Migration Age

Routes of the Barbarian Invaders (by The Department of History, United States Military Academy, Public Domain)

El período de las grandes migraciones, también llamado Invasiones bárbaras o en el Alemán, 'Völkerwanderung' ("el vagabundeo de los pueblos"), fue un período de migración humana que ocurrió aproximadamente entre los años 300 y 500 EC en Europa, el cual marcó el paso de la Antigüedad tardía a la alta Edad Media. Estos movimientos fueron catalizados por profundos cambios en el Imperio romano y la llamada "frontera bárbara". Los pueblos migratorios durante este período incluyeron los hunos, godos, vándalos, búlgaros, alanos, suevos, frisios y francos, entre otras tribus germánicas y eslavas. 

El movimiento migratorio se puede dividir en dos etapas: la primera transcurrió entre los años 300 y 500 EC cuando los pueblos germánicos tenían bajo control la mayoría de las regiones del antiguo Imperio romano de Occidente. El primer pueblo en entrar formalmente en el territorio romano fueron los visigodos huyendo de los hunos en el año 376. Las autoridades romanas les admitieron en su territorio a condición de que defendieran la frontera del río Danubio, aunque poco después se rebalaron, invadiendo Italia y saqueando Roma mismo en el año 410 EC; terminaron estableciéndose en Iberia y fundando un reino que perduraría 300 años. Luego llegaron los ostrogodos que se establecieron en Italia mismo, dirigidos por Teodorico el Grande. En el siglo V en Galia los francos, quienes fueron una mezcla de tribus germánicas occidentales cuyos líderes estaban fuertemente vinculados con el gobierno romano, se introdujeron en las tierras romanas de manera más lenta y pacífica y en general fueron aprobados como gobernantes por la población galorromana. Repelando desafíos de los alemanes, borgoñones y visigodos, el reino franco llegó a ser el núcleo de los estados futuros Francia y Alemania. Mientras tanto, Bretaña romana se vio cada vez más invadida y establecida por los anglos y los sajones.

Eliminar publicidad

Advertisement

La segunda etapa transcurrió entre los años 500 y 700 EC y fue caracterizada por el establecimiento de tribus eslavas en Europa central y oriental, sobre todo en Germania Magnia; a lo largo del tiempo esta migración terminó teniendo un profundo impacto que dejó en éstas regiones un legado cultural predominantemente eslávico. Los búlgaros fueron un pueblo de posible proveniencia túrquica que había existido en Europa oriental lejana desde el siglo II EC antes de finalmente volverse eslávicos y en el siglo VII EC conquistaron el territorio balcánico oriental del Imperio bizantio. Los lombardos fueron un pueblo germánico que se estableció en el norte de Italia en una región ahora conocida como Lombardia. Aunque no se clasifican como una parte del 'Período de las grandes migraciones', las migraciones de los pueblos prosiguieron más allá del año 1000 EC y fueron caracterizadas por invasiones vikingas, magiares, moriscas, túrquicas y mogólicas, las cuales también tuvieron efectos significativos en Europa, sobre todo en la región central y oriental. 

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el autor

Jan van der Crabben
Jan is the Founder and CEO of Ancient History Encyclopedia, leading the non-profit company to best fulfil its mission to engage people with cultural heritage and to improve history education worldwide. He holds an MA War Studies from King's College.