Ancient History Encyclopedia has a new name!

We are now World History Encyclopedia to better reflect the breadth of our non-profit organization's mission. Learn More

Comida y agricultura maya

Artículo

Mark Cartwright
por , traducido por Lorena Sarre
publicado el 24 abril 2015
X

Texto original en inglés: Maya Food & Agriculture

Para los mayas, tener una producción de alimentos constante era tan importante para su bienestar que ligaron estrechamente el ciclo agrícola con la astronomía y la religión. Realizaban importantes rituales y ceremonias en honor a trabajadores especializados, desde apicultores hasta pescadores; e incluso el maíz, tan esencial en Mesoamérica, tenía su propia deidad. Siendo una sociedad agrícola, el 90% de la población maya participaba en la agricultura. El buen manejo de la tierra y los recursos naturales trajo consigo cosechas más seguras y una dieta más variada, lo que propició el crecimiento económico. Esto permitió a la cultura maya florecer, pero la eventual sobreexplotación, la población siempre en aumento y periodos prolongados de sequía pudieron haber sido factores que contribuyeron al colapso final de la civilización maya.

Yum Caax
Yum Caax
by SJu (CC BY-SA)

El dios del maíz

Una de las deidades mayas más importantes, incluso quizá la más importante, era el “Joven Dios del Maíz”. Normalmente se le representaba con una cabeza con la forma de una mazorca, y aparecía en la mitología maya como el dios creador que había descendido al inframundo y resurgido con el árbol del mundo que sostiene el centro de la tierra y fija los cuatro puntos cardinales. En efecto, el árbol del mundo a veces era representado como una planta de maíz. Uno de los dioses que relacionaban al maíz era Yum Caax (“Señor de los Campos”), pero otro, en Palenque por ejemplo, era Hun Nal Ye (“Uno que Develó los Retoños”, o “Primera Semila”). Si acaso se necesitaran más pruebas de la veneración de los mayas al maíz, uno solamente tendría que consultar el texto religioso de Popol Vuh, donde se describe a los ancestros de los humanos como hechos de maíz. Otros alimentos importantes además del maíz tenían sus propias deidades, por ejemplo Ek Chuah (conocido como Dios M), que era considerado el dios del cacao. El agua era tan vital para los cultivos que el dios maya de la lluvia, Chac, ganó especial relevancia, sobre todo en tiempos de sequía.

Eliminar publicidad

Advertisement

PARA MAXIMIZAR LA PRODUCCIÓN, DISTINTOS CULTIVOS SE PLANTABAN JUNTOS, COMO FRIJOLES Y CALABAZA EN LOS CAMPOS DE MAÍZ.

Métodos de cultivo mayas

La calidad y cantidad de tierras de cultivo alrededor de las ciudades mayas variaba dependiendo de su ubicación. Por ejemplo, en las tierras bajas de las regiones de Petén y Puuk, la tierra era relativamente fértil, pero estaba limitada a pequeñas extensiones. Una técnica para incrementar la fertilidad de la tierra era la de usar cultivos elevados, especialmente cerca de cauces y terrenos inundables. En esos sitios, algunas veces se construían terrazas como barreras para recolectar los fértiles depósitos de cieno. Los mayas talaron bosques para hacer lugar a los cultivos, pero la fertilidad de dichas tierras disminuyó rápidamente y se necesitaba aplicar la técnica de roza y quema para rejuvenecerlas después de dos años de cultivos, que después necesitaban un promedio de 5 a 7 años más para estar listos para ser plantados nuevamente. Una necesidad similar de abandonar los campos para que rejuvenecieran era común en las tierras altas, donde los terrenos debían dejarse vacíos por hasta 15 años. Para maximizar la producción, distintos cultivos se plantaban juntos, como frijoles y calabaza en los campos de maíz, para que las plantas de frijol pudieran trepar por los tallos del maíz y que las calabazas ayudaran a reducir la erosión del suelo.

Las ciudades que no tenían acceso a grandes extensiones de tierra apropiadas para cultivo, podían comerciar con otras ciudades más productivas. Por ejemplo, esclavos, sal, miel y bienes preciados como metales, plumas y conchas eran vendidas a cambio de productos agrícolas. Todavía no está claro cómo se repartían los terrenos más grandes, de qué manera pasaba la tierra de una a otra generación, ni a qué nivel intervenía el Estado en la administración de la producción agrícola. Se sabe, sin embargo, que muchos hogares mayas cultivaban alimentos en pequeños huertos, sobre todo frutas y vegetales. Una vez cosechados, los alimentos eran almacenados en arcones de madera sobre el suelo y en sitios subterráneos.

Eliminar publicidad

Advertisement

La gestión del agua era otra necesidad, especialmente en algunas ciudades mayas durante sus inviernos secos y veranos calurosos. El agua era recolectada en socavones creados por cuevas colapsadas conocidos como tz’onot (derivado al español como “cenote”) y algunas veces era llevada hacia los campos mediante canales. También se excavaban cisternas (chultunob), que normalmente tenían forma de botella con una amplia zona escayolada alrededor de la entrada para maximizar la captación de agua de lluvia.

Cultivos y comida mayas 

El maíz (milpa) era uno de los cultivos más importantes, pero también lo eran los tubérculos como la mandioca, los frijoles, la calabaza, el amaranto y los chiles. El maíz era usualmente hervido en agua con cal, y se comía como papilla mezclada con chile (saka’) para el desayuno, o se hacía masa sobre una piedra aplanada (metate) para hacer tortillas (pekwah) o tamales rellenos y cocidos en hojas.

Eliminar publicidad

Advertisement

 

Maya kakau glyph
Maya kakau glyph
by VVVladimir (Public Domain)

Las presas de caza incluían venados, pecaríes, pavos, codornices, patos, paujiles, chachalacas, monos araña, monos aulladores, tapires y armadillos. Los perros también eran engordados con maíz para ser comidos. Los peces se pescaban con redes, trampas y sedales. Además, al igual que ciertas culturas asiáticas, usaban cormoranes entrenados para capturar peces: hacían un nudo en el cuello de los cormoranes para que no pudieran tragar los peces más grandes, que llevaban de regreso a los pescadores. La carne y el pescado eran comúnmente cocinados en guisados junto con distintos vegetales y chiles. El pescado también era salado y secado, o asado al fuego.

Las frutas que comían incluían guayabas, papayas, aguacates, chirimoyas y anones o saramuyos. La miel y una bebida espumosa de chocolate también eran postres populares. Otra bebida popular era el pulque, conocido por los mayas como chih, hecho de jugo de agave fermentado.

Eliminar publicidad

Advertisement

Árboles importantes para los mayas debido a su madera eran el chicozapote y el nogal maya. El guaje era cultivado para hacer recipientes con la dura pero ligera cáscara de sus frutos. El copal era preciado por su resina que era quemada como incienso y usada como hule. Finalmente, el algodón también se cultivaba especialmente en la provincia de Yucatán, famosa por sus finos textiles.

Eliminar publicidad

Publicidad

Sobre el traductor

Lorena Sarre
Translator. Teacher. Photographer. Foodie.

Sobre el autor

Mark Cartwright
Mark is a history writer based in Italy. His special interests include pottery, architecture, world mythology and discovering the ideas that all civilizations share in common. He holds an MA in Political Philosophy and is the Publishing Director at AHE.